Problemas más frecuentes en la dentición infantil.

Posted in: Blog, General, Info- Abr 15, 2011 Comentarios desactivados en Problemas más frecuentes en la dentición infantil.

PROBLEMAS MÁS FECUENTES EN LA DENTICIÓN INFANTIL

El cuidado de la boca es fundamental desde edades muy tempranas, no sólo por motivos estéticos, sino porque la boca puede ser origen o contribuiral desarrollo de ciertas enfermedades. Este aspecto de la salud y cuidado de los niños es tan importante que algunas zonas tienen ya programas de salud dental infantiles, y algunos colegios inician la enseñanza de la higiene de la boca, dejando que los niños lleven su cepillo y pasta de dientes. Sin embargo, hoy por hoy el papel más importante lo siguen desempeñando los padres, quiénes deben iniciar el aprendizaje
y la educación correcta para la limpieza de los dientes. Son los padres los que deben limpiar los dientes a sus hijos todos los días cuando el niño es pequeño y más tarde, insistir a sus hijos mayores, bastante perezosos en este sentido, para que lo hagan.
Acostumbrar al niño a que se lave los dientes, puede prevenir en muchos casos la aparición de caries.
A continuación, intentaremos resolver algunas dudas en relación con la dentición de leche.

Caries dental
Muchos padres piensan que los niños pequeños no tienen caries y que no es importante el cuidado y la higiene de los dientes de leche porque al final se caen son sustituidos por la dentadura definitiva. Sin embargo, la caries dental puede desarrollarse a cualquier edad, incluso en el primer año de vida, siendo más frecuente a partir de los tres años. Si la caries no se trata y progresa puede producir infecciones, dolor intenso y destrucción del diente que dará lugar a alteraciones en el desarrollo normal de la dentición permanente.
Los factores más importantes para el desarrollo de la caries dental son la cantidad y número de veces que el niño tome azúcar y también, el tiempo que el azúcar permanece en la boca. Sobre el azúcar actúan las bacterias de la boca, dando lugar a productos que lesionan el esmalte del diente y conducen a la aparición de la caries dental.
Existen una serie de medidas que intentan prevenir la aparición de caries en los dientes y son las siguientes:
Aporte adecuado de flúor. El flúor es un mineral que fortalece el esmalte dental y lo hace más resistente a la caries, disminuyendo su número. Como su acción es muy beneficiosa, en la actualidad se tiende a incorporarlo en el agua de consumo de nuestras casas. Si esto no es así, puede ser necesario un suplemento que indicará el pediatra del niño. En ocasiones, es el dentista quien lo aplica directamente en los dientes, sobre todo en niños que tienen tendencia a sufrir caries.
Evitar el consumo excesivo de alimentos con mucho contenido en azúcar, golosinas, zumos y yogures azucarados, etc., porque, como ya hemos dicho, es uno de los factores que más influyen en la aparición de la caries.
Evitar el consumo excesivo de alimentos con mucho contenido en azúcar, golosinas, zumos y yogures azucarados, etc., porque, como ya hemos dicho, es uno de los factores que más influyen en la aparición de la caries.
Iniciar la limpieza de los dientes desde que el niño es pequeño es una de las medidas preventivas más importantes. Cuando el niño tenga su primer diente, conviene limpiarlo con una gasita una vez al día y sin usar pasta de dientes. A medida que va aumentando el número de dientes, comenzará a usarse un cepillo pequeño. Desde los dos o tres años se puede usar pasta de dientes para niños en pequeñas cantidades. Estas pastas saben bien y tienen menor contenido en flúor para evitar que se tome en exceso porque los niños no saben enjuagarse la boca y se las tragan.
La limpieza de la boca debe hacerse dos o tres veces al día, dejando que el niño juegue con el cepillo. Los padres deben terminar la limpieza que se hace de arriba abajo, por delante y por detrás de los dientes, y con movimientos circulares sobre las caras superiores e inferiores, insistiendo sobre las muelas, donde se localizan con más frecuencia las caries.
No dar nunca los zumos y frutas en biberón.
No untar el chupete en azúcar o miel.
No se debe acostumbrar al niño a dormir con el biberón de leche o zumo en la boca.
Es importante que el pediatra explore la boca en los sucesivos controles del niño y actualmente se recomienda una visita anual al dentista a partir de los tres años para las revisiones y tratamiento de las caries si existen.

Rechinar de dientes
Muchos niños rechinan los dientes y, en contra de lo que se piensa, este acto no guarda relación con las lombrices. Es, sobre todo, una costumbre molesta aunque a veces, puede acabar desgastando los dientes. En este caso, se debe consultar con un dentista.

Traumatismos dentales
Los golpes en los dientes son frecuentes en los niños pequeños que empiezan a andar y se caen con frecuencia. Los dientes más afectados son los centrales inferiores. Estos golpes en la boca suelen ser bastante aparatosos porque sangran bastante al desgarrarse con frecuencia el frenillo labial y lesionarse la encía y el labio, que están muy vascularizados. Por esto, lo primero que hay hacer es lavar la boca del niño para retirar la sangre, restos de tierra, etc., y aplicar presión con u algodón o gasa en la zona que sangre. Una vez controlada la hemorragia, valoraremos el estado de los dientes. Las dos situaciones más frecuentes son que el diente se mueva y aparezca desplazado, y la pérdida completa o parcial del diente.
Cualquier traumatismo en los dientes de leche, pero especialmente estas dos situaciones, requiere una consulta lo antes posible con un dentista. Esto es debido, a que los traumatismos en la dentición de leche pueden afectar al desarrollo, color y erupción de los dientes definitivos. El dentista debe valorar si existe lesión de la raíz del diente o del hueso subyacente a la encía pero, a diferencia de la dentición permanente no se fija el diente ni sé recoloca en su sitio. El seguimiento será a largo plazo porque algunos daños pueden aparecer más tarde.
En los casos de pérdida completa del diente, no es fundamental llevar el diente al dentista porque no se reimplanta, pero se debe intentar localizar, porque si no se encuentra ha podido incrustarse en la encía y requerir estudio por parte del dentista.
Es muy importante señalar, para evitar dudas, que si la pérdida del diente ocurre en la dentición permanente, el diente debe transportarse en leche sin pérdida de tiempo al dentista porque en este caso siempre se debe intentar colocar de nuevo el diente.

Recomendaciones finales
El cuidado y la higiene de los dientes deben comenzar ya en los niños pequeños. El niño debe empezar a familiarizarse con el uso del cepillo, pero tenemos que recordar que sólo juega con él y no sabe hacer una limpieza eficaz. Por eso, deben ser los padres los que laven los dientes a sus hijos como algo habitual en la higiene de estos y estableciendo esta costumbre para el futuro. Debemos insistir para que los niños que comen en el colegio lleven su cepillo y su pasta dental. Los traumatismos en los dientes de leche son importantes porque pueden afectar a la dentición permanente. La prevención es fundamental. No debemos dejar a los niños pequeños solos en ciertas alturas como los sofás y las camas. Siempre hay que ayudar al niño bajar las escaleras y utilizar protectores para las mismas. Hay que evitar el empleo de ” taca‐taca ” y acostumbrar al niño a utilizar casco cuando empiece a andar en triciclo. Con el empleo de medidas sencillas podemos evitar un gran número de accidentes

Implantes – Información de interés.

Posted in: Blog, General, Info- Abr 15, 2011 Comentarios desactivados en Implantes – Información de interés.

INFORMACIÓN SOBRE IMPLANTES

¿QUÉ SON LOS IMPLANTES DENTALES?

Los implantes dentales son estructuras de titanio puro, totalmente biocompatibles y que tienen forma de tornillo.

El implante tras su colocación quirúrgica en el hueso se une a este mediante el proceso llamado osteointegración debido a su composición de titanio puro.

VENTAJAS DEL TRATAMIENTO CON IMPLANTES DENTALES

La principal ventaja de tratamiento con implantes consiste en la posibilidad de restaurar sus dientes ausentes de la forma más natural posible sin necesidad de agredir los dientes sanos restantes.

Además las prótesis son más estables y eficaces funcionalmente y también más duraderas.

Por último la estética es mucho mayor pues desaparecen los “ganchos” o los voluminosos paladares artificiales de metal o resina.

¿TODOS LOS IMPLANTES QUE SE COLOCAN SON IGUALES?

No. existen numerosas marcas de implantes y es muy importante informarse acerca del implante que le va a ser implantado.

Aspectos como la superficie de recubrimiento, el diseño, la cantidad de aditamentos quirúrgicos y protésicos, la pureza del titanio o los estudios clínicos que avalan a un implante son de tremenda importancia.

En nuestro centro colocamos implantes Branemark System® el cual fue desarrollado por el profesor Ingvar Branemark en Suecia y que están fabricados por la empresa sueca Nobel.

El Dr. Branemark descubrió el proceso de la osteointegración hace más de 40 años y todo este tiempo y millones de pacientes en todo el mundo le avalan.

FASES Y DURACIÓN DE UN TRATAMIENTO CON IMPLANTES

FASE DIAGNÓSTICA (1 a 3 semanas):

El odontoestomatólogo y el cirujano oral determinan clínica y radiológicamente el número de implantes y el tipo de prótesis que se colocará.

Se necesitarán radiografías y modelos de yeso de la boca para su estudio y junto con el paciente se elabora el calendario de todo el proceso.

1º FASE QUIRÚRGICA (4 a 6 meses):

El cirujano coloca los implantes y sutura la encía cubriéndolos y aproximadamente a los 7‐10 días se retiran las suturas.

Posteriormente esperamos los periodos de osteointegración correspondientes.

2ª FASE QUIRÚRGICA (1 semana):

Tras el periodo de osteointegración se descubren las cabezas de los implantes y se atornillan unos cilindros alrededor de los cuales se suturará la encía. Los puntos se retiran a los 7 días.

FASE PROTÉSICA (4 a 5 semanas):

El odontoestomatólogo obtendrá unos moldes de la boca con los implantes y el técnico de laboratorio, de acuerdo a las instrucciones recibidas, elaborará la prótesis pertinente. Son necesarias varias visitas para ir ajustando dicha prótesis antes de su colocación definitiva.

IMPLANTES Y “RECHAZO”

Los implantes no se rechazan, pero puede ocurrir que exista un fracaso de la osteointegración lo cual se da en un porcentaje muy bajo (3‐5%).

Existen factores que favorecen su aparición (tabaco, diabetes, mala higiene oral, etc.) pero en ocasiones se presenta sin estar asociado a ninguna causa.

Cuando esto ocurre se retira el implante fracasado y a las pocas semanas, cuando el hueso y la encía han regenerado se puede colocar otro implante en el mismo lugar, el cual raramente vuelve a fracasar; siendo el único inconveniente el alargo del tiempo de tratamiento.

IMPLANTES Y DOLOR

La cirugía de implantes se realiza bajo anestesia local, la misma que se emplea para una extracción o un empaste, por lo tanto las únicas molestias vienen derivadas de la inyección del anestésico.

Durante la intervención el paciente no siente absolutamente nada, salvo la sensación de manipulación de la zona tratada y cuando acaba la intervención ya se prescriben anestésicos y antiinflamatorios de tal manera que cuando se despierta la región operada estos ya están haciendo efecto, con lo cual minimizamos el momento más doloroso.

El paciente nota molestias sobretodo los dos primeros días y estas van disminuyendo gradualmente

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO CON IMPLANTES

La durabilidad de un tratamiento con implantes viene marcada por la complejidad del proceso y por la necesidad del llamado periodo de osteointegración.

El periodo de osteointegración  varía dependiendo de la naturaleza y tipología del hueso pero aproximadamente es de unos 6 meses para el maxilar superior y de 4 meses para el maxilar inferior (mandíbula) siendo este tiempo de suma importancia para un correcto funcionamiento del tratamiento.

PROFESIONALES QUE INTERVIENEN EN UN TRATAMIENTO CON IMPLANTES

En el éxito de un tratamiento mediante implantes es importante la colaboración de todos los miembros del equipo dental el cual viene conformado por un odontoestomatólogo que  coordinará todo el tratamiento y diseñará el tipo de prótesis más adecuada para el paciente de acuerdo a la decisión efectuada por el cirujano oral respecto al tipo y número de implantes a colocar.

Este cirujano será el encargado de ejecutar las fases quirúrgicas para que posteriormente el odontoestomatólogo junto al técnico de laboratorio confeccionen la prótesis que soportarán dichos implantes.

Además es importante contar con un equipo auxiliar cualificado así como el higienista dental para su ulterior cuidado y mantenimiento.