Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento que se utiliza para tratar los dientes con fines estéticos, eliminando el efecto de manchas y/o coloraciones de origen extrínseco o intrínseco. Es uno de los procedimientos dentales más solicitados actualmente y cada vez más considerado parte de la rutina habitual de cuidado y belleza. Los dientes pueden llegar a tener una infinita variedad de colores a causa de diferentes motivos, pero básicamente el color de los dientes viene determinado genéticamente, lo que quiere decir que el color de los dientes es una característica innata como el color de la piel. El color está determinado por el conjunto de estructuras que constituyen los dientes como son el esmalte, influenciado a su vez por su grosor y calidad; y la dentina, también dependiente de su color y cantidad

Los cambios de color pueden ser por causas intrínsecas o extrínsecas. Las causas Intrínsecas pueden producirse antes de la erupción del diente, durante su maduración o después su erupción. Se inician en el interior del diente y desde ahí van hacia el exterior, en el periodo en que el diente está terminando su formación o que por algún evento interno como una hemorragia pulpar tiene lugar un cambio de coloración. Son causadas por depósitos de materiales cromogénicos en el interior del esmalte o la dentina, de forma que los métodos abrasivos no las harían desaparecer.