Odontología conservadora

La odontología conservadora se encarga del mantenimiento, cuidado y conservación de los dientes, mediante técnicas restauradoras como obturaciones y endodoncias.

Esta área de la odontología ha sufrido una gran evolución durante  la segunda mitad del siglo XX, dándoles a los profesionales del área una gama mayor de alternativas. Antes de este período, pocos materiales y técnicas restauradoras eran empleadas y sus indicaciones bien distintas.

Esta evolución empezó con el acondicionamiento ácido ortofosfórico, propuesto por Buono-Core, seguido poco después por el descubrimiento de las resinas compuestas por Bowen. Sin embargo fue en los últimos 20 años cuando esta evolución se mostró significativa, alcanzando las resinas compuestas óptimos resultados mecánicos y adhesivos, además de favorecer la estética, aumentan significantemente la longevidad de las restauraciones directas en los dientes anteriores.

¿Qué son los empastes dentales?

Los dientes afectados por caries, requieren eliminar la materia cariada para limpiarla de bacterias y posteriormente ,reponer la materia dental perdida con materiales como los composites.

Existen varios tipos de obturaciones, entre los que se incluyen los siguientes:

Amalgamas dentales
Las amalgamas dentales, también conocidas como empastes plateados, están compuestas por una mezcla de mercurio (del 45 al 50 por ciento) y una mezcla de plata, estaño y cobre (del 50 al 55 por ciento). Cuando se combina con otros materiales en la amalgama dental, la naturaleza química del mercurio cambia y deja de ser dañina para el cuerpo.

Resinas compuestas
También conocidas como empastes blancos, una resina compuesta es una mezcla de plástico del color del diente rellena de vidrio (dióxido de silicio) que se usa básicamente para mejorías de tipo estético en la sonrisa mediante el cambio del color de los dientes o la remodelación de los dientes desfigurados. Por ello, actualmente contamos en el mercado con sistemas de resinas compuestas que imitan verdaderamente la dentición natural desde el punto de vista óptico y de propiedades físicas, proporcionando colores adecuados y una amplia gama de opacidad y fluorescencia.

1.-Restauraciones directas de composite en el sector anterior:

Uno de los objetivos primordiales de las restauraciones en el sector anterior es conseguir una excelente estética. Los composites son el material de elección para este tipo de restauraciones.

a) cierre de diastemas: En muchas ocasiones existen pequeños espacios entre los dientes anteriores. Éstos reciben el nombre de “Diastemas”, y se definen como la discrepancia entre el tamaño de la arcada y el tamaño de los dientes. Si los espacios son pequeños éstos pueden ser restaurados con resina del mismo color que los dientes del paciente. No se requiere casi ningún desgaste. Solamente se le quita el brillo a los dientes en la zona en que se coloca la resina, pero el diente no pierde nada de su forma original, lo que hace que el tratamiento sea 100% reversible. Será primordial un análisis de la forma, y el uso de las proporciones áureas nos pueden servir de gran ayuda para obtener una armonía en el resultado final. Los diastemas son sencillos de cerrar. Con el paso del tiempo, la resina puede ser que se decolore un poco. Si esto se visualiza de manera temprana, un simple pulido puede devolverle el color original. Muchas veces se recomienda realizar un blanqueamiento antes de realizar el cierre de diastemas para obtener un mejor resultado estético.

b) fracturas de borde incisal: son aquellos casos en los que el paciente ha sufrido un traumatismo en el sector anterior, fracturándose el tercio incisal. Hay casos en los que se observa también un ligero cambio de color. Después de un examen inicial y confirmado el diagnóstico, se toman una impresiones que nos ayudarán para en la próxima cita tener preparada la llave de silicona que nos servirá de guía para la futura restauración. Lo primero que hacemos es limpiar los dientes con una copa de profilaxis y piedra pómez. Elegimos el color con ayuda de la guía Vita antes de que se deshidraten los dientes y a continuación aislamos con el dique. Después realizaremos la preparación cavitaria en bisel. Esta preparación es imprescindible para el éxito estético de las restauraciones, ya que con esta preparación lo que intentamos es que al colocar la resina no se note la unión diente-resina. La retención de estas obturaciones se basa en la realización de biseles en el esmalte y el uso de un adhesivo dentinario. Se irán colocando las distintas capas de composite y finalmente realizaremos el pulido de la restauración con discos y pastas. Al igual que con el cierre de diastemas, con el paso del tiempo puede que la resina se decolore un poco. Si se nota de manera temprana, un simple pulido puede devolverle el color original.

Otras alternativas para restablecer los dientes dañados o con caries:

Carilla de porcelana – material cerámico que se une a la parte frontal del diente para cambiar el color, el tamaño y, o la forma del mismo.

Corona – una “funda” que cubre un diente roto o agrietado, que no ha sido empastado, y que se asemeja a la forma y tamaño normales del diente.
Es especialmente recomendado en piezas que han sido endodonciadas

Restauraciones tipo incrustación: inlays  /onlays